De la marihuana y sus controversias

A finales de la década de 1930,  la marihuana comenzó ha ser un núcleo de controversia para la sociedad pues, al ser ilegal, no hay oportunidad de estudiarla a profundidad.

La percepción que se tiene del cannabis, es una mirada de contraste. Por un lado, se le ha presentado como una droga maligna y, por otro lado, como una planta de grandes beneficios para diferentes ámbitos. Ambas aseveraciones tienen parte de razón; sin embargo, siempre desembocan en un debate sin final.

Para explicar certeramente lo que hay detrás de estas percepciones causadas por la desinformación y el paso del tiempo, es necesario dar un juicio consciente sobre este tema.

productos-fabricados-a-base-de-can%cc%83amo-insdustrial
Productos fabricados a base de cáñamo industrial

En primer lugar, es importante reconocer que la marihuana ha sido uno de los cultivos agrícolas más antiguos del mundo y, de ella, se ha aprovechado desde la semilla hasta el tallo, diversificando su uso en los ámbitos industrial, medicinal, recreativo, y hasta religioso. Debido a su versatilidad, la marihuana puede ser sembrada a grandes escalas, crece muy rápido y prácticamente en cualquier tipo de clima.

Dentro de las variedades de la marihuana, existen la cannabis sativa y la índica que son las que comúnmente se usan como droga, pues en estas plantas es donde se potencia la concentración del TetraHidroCannabinol (THC, compuesto psicoactivo); en cambio las otras variedades de la marihuana son el cáñamo y el ruderalis, en las que la concencentración del THC es de menos del 0.3%, y contienen un alto compuesto antipsicoactivo de Cannabidol (CBD), características que indican que, de no ser consumidas en grandes cantidades, éstas últimas no producen ningún efecto psicoactivo. Es por esto, que el cañamo y el ruderalis han sido cultivados a lo largo de la historia para fines industriales y medicinales; sin embargo, en algunos lugares el cultivo ha sido “erradicado” por el Gobierno Federal Norteamericano, y es ahí cuando precisamente empezó la controversia.

trabajadores-procesando-can%cc%83amo-en-versailles-kentuckyEn el caso del cáñamo, uno de sus usos industriales consiste en la extracción de aceite de las semillas de la marihuana, que se usa para alumbrar lámparas de aceite, tintas de impresión; y con el descubrimiento de Henry Ford, se dio a conocer que el aceite de cáñamo funciona como combustible para vehículos.

Además de las semillas, otra parte de la marihuana que tiene uso industrial, es la fibra del cáñamo, con la cual se producían telas que -en su momento- llegaron a sustituir las pieles de los animales, con las que crearon sandalias, y hasta cuerdas; incluso se llegaron el papel de las biblias con ese material.

2073636916_9b2347a734_o-576x284
Campaña mediática en contra de la marihuana

El comienzo de la satanización de la marihuana fue luego de que en 1910, el líder revolucionario, Francisco Villa, le arrebatara 800,000 acres de terreno -que se utilizaban para el cultivo del cáñamo- al político y empresario, Randolph Hearst, quien también era magnate de la prensa y los medios de comunicación estadounidenses, además de ser propietario de la más grande empresa maderera de México. Luego de esto, Hearst empezó a hacer presión mediática sobre el uso de la marihuana, diciendo que ésta convertía en bestias a los negros y a los mexicanos.

Con la satanización de la marihuana que inició Hearst, aunado a los usos industriales del cannabis, muchas familias poderosas con influencias políticas -al ver sus negocios amenazados-, con ayuda de la prensa sensacionalista, condujeron a que el 12 de agosto de 1937, sin haber un debate público ni investigaciones científicas previas, se declarara la prohibición del consumo, posesión y comercio del cannabis a nivel federal en Estados Unidos

devil-s-harvest
Campaña mediática de Hearst y Anslinger en contra de la marihuana.

Fue a través de un discurso pronunciado por Harry Anslinger, jefe máximo del departamento de control de drogas en los Estados Unidos, que los argumentos -cargados de prejuicios clasistas, elitistas y racistas- en contra de la marihuana, convencieron al congreso norteamericano para que la declarara sustancia prohibida.

Aunque este escrito se incline hacia la aprobación de la marihuana, es importante no incurrir en el fanatismo, pues sería igual de perjudicial que la hipocresía. Para no caer en esto es imprenscindible analizar y considerar los antecedentes históricos (como los expuestos en este artículo) para poder dar un juicio objetivo. En ese contexto, es importante –en primera instancia- tratar de crecer como seres humanos, pues solo así se puede llegar a aprovechar lo que la naturaleza ha puesto a disponibilidad de los seres vivos, a la par de lo que la ciencia ofrece a favor del progreso de la sociedad y del medio ambiente, y no de los conflictos bélicos.

 

Film producido en 1942 por el Departamento de Agricultura de EEUU, implementando un plan de distribución de 400.000 libras de cannabis a los granjeros estadounidenses con la meta de producir 350.000 acres de cannabis para 1943, todo por un esfuerzo para la guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s